Las plantas no solo “escuchan” el agua real sino que la distinguen si intentan engañarlas

Ecología 18/04/2017 Por
Los investigadores informaron en un estudio presentado en abril de 2017, que las plantas pueden percibir las vibraciones sonoras del agua corriente que se mueve a través de las tuberías, o aquella que fluye en el suelo, y luego hacer que sus raíces se muevan exactamente en esa dirección.
Las-plantas-no-solo-escuchan-el-agua-real-sino-que-la-distinguen-si-intentan-enganarlas_large

Además el equipo de estudio encontró que a las plantas no les gusta ciertos ruidos y se alejan de esos particulares sonidos.

Monica Gagliano, investigadora del Centro de Biología Evolutiva de la academia australiana, explicó cuan importante es este aspecto de las plantas, pues sin agua no pueden sobrevivir.

“Utilizamos la planta común de guisantes (Pisum sativum) como modelo para nuestro estudio y colocamos la planta en un recipiente que tenía dos tubos en la base, dándole una opción de dos direcciones para el crecimiento de sus raíces”, explicó la bióloga.

Luego añadió: “expusimos la planta a una serie de sonidos, incluyendo ruido blanco, agua corriente y luego una grabación de agua corriente debajo de cada tubo, y observamos su comportamiento”.

Frente a ello, se constató que las plantas supieron dónde estaba la fuente del agua, ya que sus sistemas radiculares crecieron hacia esa dirección, y lo hicieron -recalcó la bióloga-“sólo basándose en la detección del sonido de agua corriente”.

“Fue sorprendente y extraordinario ver que la planta podía realmente decir cuando el sonido de agua corriente era una grabación y cuando era real, ya que a la planta no le gustaba el sonido grabado”, destacó en su estudio.

Al respecto algunos estudios anteriores han propuesto que las plantas pueden leer la mente humana y conocer las intenciones del investigador. Esto fue demostrado al aplicar una máquina de la verdad a varias de ellas y registrar sus reacciones a las diferentes propósitos y actos.

En el presente estudio, la investigadora Monica Gagliano demostró además que cuando el suelo estaba húmedo, la planta no respondía al sonido de agua corriente.

“Con esto empezamos a ver cuan complejas son las interacciones de las plantas con el sonido, al considerarlo en la toma de decisiones conductuales”, dijo la científica.

La investigación concluyó que la percepción de las plantas a determinados sonidos de la naturaleza explica porqué las raíces de los árboles suelen invadir a las tuberías de los alcantarillados.

La planta muestra una percepción de su entorno mucho mayor y mucho más compleja de lo que suele pensar la gente.

“En el mundo animal hay un fuerte llamado de conciencia de cómo la contaminación acústica afecta en modo negativo a las poblaciones, y ahora sabemos que las plantas también necesitan ser consideradas en estos estudios”, concluyó la bióloga Monica Gagliano.

Te puede interesar