Sin fronteras: el “Atlas de la belleza” pasó por la Argentina

Mujer 27 de diciembre de 2016 Por
Mihaela Noroc es una fotógrafa rumana que lleva 60 países recorridos retratando a mujeres anónimas.
India-mezquita-Mihaela-Noroc-pasion_CLAIMA20161223_0149_45

Caminó las favelas brasileñas, se metió en una zona aislada de Afganistán y en una mezquita iraní. Transitó la meseta tibetana y la selva amazónica, estuvo en Corea del Norte, se movió entre las chicas con clase de Oxford, Nueva York y Estambul. Mihaela Noroc es un fotógrafa rumana de 31 años que, desde hace tres, recorre el mundo en busca de mujeres. Su proyecto se llama el Atlas de la belleza y se publicará en 2017. En diciembre visitó nuestro país, donde sorprendió a varias argentinas que también formarán parte del fotolibro.

"Fotografío a mujeres de todo el mundo para demostrar que la diversidad es nuestro mayor tesoro. La mayoría de ellas están por primera vez frente a una cámara profesional y esto no es malo, porque son más auténticas. Entonces, trato de sumergirme en sus ojos, porque sus ojos siempre contarán una historia interesante", relató Mihaela  durante sus días en Buenos Aires (estuvo apenas dos semanas), y aseguró que suele elegir "rostros naturales, sin mucho maquillaje".

"Muchas veces sólo tengo un minuto para hacer un retrato, después de conocer a una mujer en la calle. Por eso, me enfoco en capturar esa sensación de calidez y serenidad que es tan específica en ellas y llega a equilibrar toda la negatividad que nos rodea".

En cuanto al encuadre, aclaró: "Miro a la persona rodeada por su entorno, porque eso también la define. Durante mis viajes, me di cuenta la gran cantidad de discriminación que existe hacia el género femenino y, a través de mi trabajo, trato de generar un cambio, por más pequeño que sea. Porque las mujeres comunes representan con orgullo su cultura, su medioambiente. Las mujeres merecen mucho más respeto", enfatizó.

"¿Cuántas mujeres retraté hasta el momento? Ya perdí la cuenta. Definitivamente me he cruzado con más de 1.000 mujeres", contabilizó, y explicó que sólo publica una pequeña parte de su trabajo en las redes sociales (su FanPage e Instagram).

El Atlas de Belleza nació como un pequeño proyecto personal financiado con ahorros. Al poco tiempo, las fotos se convirtieron en un éxito sin fronteras en las redes, por lo que personas de distintas nacionalidades comenzaron a donar dinero parar afrontar los costos de pasajes, estadías y demás gastos de la profesional. "La ayuda de mis seguidores me permitió mantener mi emprendimiento de una manera independiente. Hasta ahora, estuve en 60 países y día a día intento reunir más diversidad".

Tras su estadía en Buenos Aires -"una de las más bellas del planeta"-, Mihaela siguió camino hacia Uruguay y Brasil. "Tengo que visitar cinco o seis países más en los próximos meses. Luego de eso, iniciaré la etapa de edición de mi atlas. Muchos me preguntan por qué no fotografío a hombres. Es algo que me encantaría, pero quedará para mi siguiente proyecto", dijo, siempre atenta a la gente "común".

Una peregrina hindú (su nombre y su edad se desconocen) mientras deja una ofrenda en el río Ganges, en la ciudad de Benarés, India. La imagen fue tomada en 2015.

Ania (24) es de Polonia y nació sin la pierna derecha. Su madre la abandonó en el hospital pero una familia belga la adoptó. Actualmente se entrena para participar en los próximo juegos paralímpicos en atletismo.

En Jerusalén: son amigas y están orgullosas de su origen étnico. Una es palestina, la otra judía. Se generaron a decir quién es quién: "Todos somos seres humanos, parte de la misma gran y diversa familia".

Te puede interesar