Radiografía de la profunda huella del tambo en Santa Fe

Campo 13/10/2016
Según un estudio de IERAL se destaca una caída en la cantidad de vacas en ordeñe superior al 17% interanual, y una contracción en la producción mayor al 38% por las lluvias de otoño.
La provincia de Santa Fe ocupa el primer lugar en importancia respecto a producción lechera de la Argentina. De acuerdo a los últimos datos relevados en la segunda campaña de vacunación de fiebre aftosa del año 2015, existen 3.640 establecimientos tamberos, los cuales generan de manera directa más de 16.000 puestos de trabajo distribuidos en el territorio provincial. Pero más allá de los empleos directos, el tambo implica arraigo y desarrollo territorial. De allí que la crisis de la actividad revista tal gravedad para los santafesinos.

En momentos en que las cifras oficiales brillan por su ausencia, un estudio privado trae algunas certezas sobre el grado de incidencia de la producción lechera en la franja central de Santa Fe. Para tratar de dimensionar la importancia de la producción láctea y su implicancia en el desarrollo de las localidades de la cuenca, IERAL llevó a cabo un trabajo de investigación que involucró entrevistas con referentes comunales y productores de la zona.

"El estudio se centró en las localidades del departamento Castellanos con una población menor a 2.000 habitantes y con mayor participación relativa de la actividad del tambo en el total del empleo. Esas localidades producen en forma conjunta aproximadamente el 30% de la leche del departamento", le explicó a Campolitoral Carolina Beltramino, economista Jefe de IERAL Litoral (Fundación Mediterránea). Según el informe, el impacto socioeconómico de producción láctea es directo y "resulta muy evidente para toda la población", sobre todo en las localidades más chicas, a través del empleo directo e indirecto, como cooperativas y proveedores de insumos.

Las entrevistas se realizaron en los meses de junio y julio del presente año. "Se indagó respecto al impacto en términos de empleo de la producción lechera, al vínculo entre los productores y las comunas, las características de los planteos productivos, y la coyuntura actual que atraviesa el sector", sostiene Beltramino.

La muestra analizada se conforma por 34 productores, que operan 57 establecimientos productivos localizados en los distritos de Presidente Roca, Tacurales, Colonia Raquel, Colonia Bicha, Pueblo Marini, San Antonio, Fidela, Hugentobler, Virginia, Colonia Maua, Villa San José y Galisteo. "Hicimos entrevistas con los referentes comunales para ver su perspectiva del sector y la vida en estas localidades. Los tamberos residen en estas localidades, contratan servicios e insumos en estas localidades, hacen sus compras en estas localidades, y se educan en estas localidades", afirma.
En cifras

• El 74% de los productores señaló a los precios que recibe el productor como uno de los principales limitantes de la producción.
 
• El 57% de los productores consideró que la disponibilidad de créditos accesibles, a largo plazo, y con períodos de gracia adecuados, son un elemento clave para salir de la coyuntura actual.

• Como consecuencia de los excesos hídricos, el 43% de los productores expresó que se encontraba en una situación crítica de reservas.

• Cerca del 40% de los productores entrevistados manifestó que eran necesarias obras de infraestructura para mejorar/asegurar la transitabilidad de los caminos rurales, obras que permitan conservar los canales hídricos y obras dirigidas a la sistematización del sistema de cuencas, para evitar o minimizar próximas inundaciones.

• El 30% de los productores entrevistados identificaron al clima como uno de los mayores desafíos que enfrenta la lechería. El 30% de los productores identificó al desbalance de poder a lo largo de la cadena de producción, como uno de los desafíos sobre los cuales se debe avanzar para garantizar la sostenibilidad de los sistemas lecheros.

Te puede interesar