Prueba Fiat Toro Freedom 4×4 MT6

Autos y Motos 22/08/2016 Por
Es la versión intermedia entre la Freedom 4x2 MT y la Volcano 4x4 AT, cuenta con caja manual de 6 marchas y las misma motorización 2.0 diesel de 170 CV para toda la gama.
lateral-fiat-toro

2016 no será un año más en la historia de las pick ups en Argentina. Marcará un antes y un después en este segmento porque hay una serie de acontecimientos que las posicionan en la escena principal del mercado automotor local.

Las clásicas camionetas presentaron sus renovaciones, en el primer semestre una de ellas ha sido el vehículo más vendido de Argentina y se produjeron dos debuts absolutos en la categoría, entre los que está la Fiat Toro, que hoy presentamos en esta nota, con un test drive a fondo.

Se fabrica en el Polo Automotor Jeep en Goiana, Pernambuco, Brasil, sobre la plataforma global Small Wide (la misma de Renegade) que es modular y flexible, y fue ampliada para generar una carrocería mayor con caja de carga para Toro. De esta manera lograron configurar una estructura monocasco reforzada.

La marca italiana se apoyó en el conocimiento del grupo FCA para desarrollarla y logró crear una camioneta con personalidad distintiva. Y para entender un poco de qué se trata el producto nos propusimos estudiar un poco las palabras que utilizaron los directivos de Fiat para definir el perfil de Toro, a quién está destinado, para qué sirve.

Con Toro, el Grupo FCA asegura haber introducido un nuevo segmento, el de los Sport Utility Pick Up ya que reúne diferentes atributos: el porte, la altura y la ergonomía de un SUV; la robustez de un todoterreno, el confort de un auto y la practicidad y el espacio de una pick up.

Desde sus discursos y en las campañas de comunicación hacen hincapié en la agilidad que presenta para el tránsito urbano y off road, y la capacidad de atender todos los gustos y necesidades de transporte, trabajo o placer.
¿Dónde se ubica dentro del superpoblado mundo de las pick en Argentina? Por arriba de las pick up chicas (Saveiro, Montana), un paso adelante de la Renault Duster Oroch (tiene mayor capacidad de carga) y uno debajo de las tradicionales Amarok, Ranger, Hilux, L200, Frontier y S10.

Diseño Exterior:
La Fiat Toro llamó la atención por todos los lugares donde pasamos, teniendo muchas consultas del público mientras estábamos realizando la prueba; es que el diseño de la nueva pick up rompió todas las estructuras de la casa italiana.

Su diseño fue basado en el Concept de Fiat FCC 4 con un frontal bien alto dividido en tres sectores. Uno que es la parte más fina, donde se ubican las luces diurnas de leds con un formato de omega invertida que incluye las luces intermitentes y donde un listón cromado hace de un unión entre ambos dispositivos lumínicos con el logo ubicado en la parte central.

Más abajo encontramos una gran parrilla donde se combinan materiales en negro brillante, negro mate y cromado, con grandes ópticas en sus extremos divididas internamente en dos para alojar a las luces altas y bajas. Finalizando en la parte más baja en color negro mate donde se sitúan los faros rompenieblas coronados  por un marco cromado y más abajo un difusor en color aluminio que le brinda un look deportivo.

Su lateral muestra que es un vehículo bien proporcionado con una línea de cintura alta que se eleva a medida que avanza hacia la parte trasera. Los fenders y zócalos en plástico negro mate permite mantener la parte baja de la carrocería fuera de rayones y golpes cuando la Toro transita por caminos offroad. Las llantas de 17 pulgadas son de aleación con un diseño de 5 rayos dobles que le brinda a la Toro robustez y elegancia.

La gran novedad pasa por la caja al disponer de dos puertas de apertura horizontal con el logo de la marca entre ellas disponiendo en la parte interna de la misma el comando de apertura eléctrico. Las ópticas, de novedoso diseño, toman buena parte de los guardabarros y de las puertas. El paragolpes en color negro mate continua con el planteo de la parte baja de la carrocería donde se encuentra las luces rompenieblas y la luz de retroceso.

Diseño Interior:
Su interior dispone de muchos elementos que comparte junto al Jeep Renegade, destacando los buenos materiales y encastres. La Toro dispone de una buena ergonomía en cuanto a la ubicación de todos los comandos estando bien accesibles y al alcance de la mano.

El volante es grueso con los alojamientos para los pulgares bien marcados y con la base achatada, pudiéndose regular en altura y profundidad. Es del tipo multifunción con numerosas botoneras tanto para comandar la computadora de abordo, el cruise control y el bluetooth para la atención de llamadas telefónicas.

Las cotas en el habitáculo fueron muy bien resultas por la casa italiana disponiendo de buenas medidas tanto para los que viajan adelante como atrás, que junto a la capacidad de la caja permite que la Toro sea muy versátil pudiendo ser utilizada tanto como vehículo familiar como de trabajo.

Las butacas son confortables disponiendo de una buena sujeción lateral y la del conductor regulación de altura, permitiéndole a una persona de 1,75 m contar de una distancia al techo de 11 cm. Sentado en el puesto de conducción la visibilidad hacia atrás a través de la luneta se ve algo disminuida, aunque al disponer de sensores de estacionamiento trasero de serie y cámara de retroceso (opcional para esta versión) permiten resolver este inconveniente. Continuando con la luneta un punto en contra de no contar con desempañador.

Las plazas traseras pueden albergar a tres pasajeros contando con un respaldo que posee una inclinación para que sea más confortable para sus ocupantes, aunque debemos decir que el que viaje en la parte central no viajará tan confortable como los compañeros ya que el respaldo cuenta con el apoyabrazos embutido. Considerando pasajeros de 1,75 m de altura la distancia al techo es de 11 cm y al respaldo de las plazas delanteras de 12.

Como adelantamos en el apartado de diseño, la gran diferencia respecto a otras pick ups es su puerta bipartida de apertura lateral que permite acceder de forma más fácil al fondo de la caja, ganando practicidad en la carga y descarga respecto a las cajas con tapa rebatible. Podríamos pensar que este sistema entorpecería la apertura de sus puertas cuando se encuentra estacionado, pero nos tomamos el trabajo de medirlas cuando se encuentra abierta necesitando solo 45 cm de espacio atrás del vehículo.

La capacidad de 1 tonelada es lo que caracteriza a la Toro, a ello se le suma los 820 litros de capacidad volumétrica, donde es posible cargar desde bicicletas, tablas de surf, o bien elementos o materiales de trabajo. El volumen de carga es muy similar al de la Fiat Strada con alrededor de 900 litros, pero la Toro tiene la posibilidad de transportar pasajeros en el habitáculo cómodamente sentados. Como accesorio en Brasil existe un extensor de caja que le da un plus en el largo de caja ideal para el transporte de motos, aunque el inconveniente que tienen es que no está homologado para su utilización en la vía pública, solo en terrenos particulares como campos. Debajo de la caja se ubica la rueda de auxilio que es del tipo temporal y que además resulta muy trabajoso su retiro.

Instrumental:
El tablero es igual al del Renegade bien completo con marcadores de nivel de combustible y temperatura digitales dentro de una pantalla de alta definición que exhibe también las funciones de la computadora de a bordo ofreciendo buena lectura y rápida.

Medimos el error de velocímetro arrojando los siguientes resultados: cuando circulábamos a 80 km/h el valor verdadero era de 73, cuando lo hacíamos a 100 km/h el real era de 92, cuando marcaba 120 km/h nuestro instrumento indicaba 111 y finalmente a 130 arrojaba 121 km/h, obteniendo en promedio un error de 7,7%, siendo un valor un tanto alto.

Equipamiento:
El equipamiento es un diferencial en la Toro al contar con una completa dotación. Sobre el techo encontramos barras longitudinales portaequipajes disponiendo en la parte trasera una luz de stop. Las luces antinieblas delanteras poseen el sistema cornering light cuando giramos el volante de modo de tener una mejor visión de la parte interna de la curva. El equipo de audio posee radio AM/FM integrado con USB entrada auxiliar y Bluetooth. La caja dispone de iluminación y de serie protección en PVC y lona marítima para cubrir la carga de las inclemencias del tiempo.

Para mejorar el confort de los que viajan a bordo y mitigar el calor en los calurosos veranos posee aire acondicionado manual. Los espejos exteriores disponen de regulación eléctrica, son rebatibles y poseen iluminación de acceso, mientras el espejo interior es del tipo electrocrómico. El sensor crepuscular permite que cuando la luz exterior baje de un determinado nivel encienda las luces automáticamente mientras el sensor de lluvia hace lo propio con el limpiaparabrisas cuando caen las primeras gotas sobre el parabrisas.

En el listado de los debe pero que están disponibles como opcionales figuran el navegador con pantalla táctil de 7″,  gestión de dispositivos de comando por voz, la cámara de retroceso anteriormente mencionada, sensor de presión de neumáticos, climatizador automático bizona, volante, palanca y butacas tapizados de cuero.

Seguridad:
En términos de seguridad la Fiat Toro hace alarde de su completo equipamiento comenzando por el doble airbag frontal, aunque opcionalmente puede solicitarse los laterales, cortina y de rodilla; a ello se le adiciona el sistema de frenos con ABS y EBD y el control de estabilidad, siendo este un diferencial.

También incorpora el control electrónico de descenso, el control electrónico antivuelco, el control de tracción, sistemas que nos permiten viajar con un plus de seguridad. Los cincos cinturones de seguridad inerciales de tres puntos sumado a los cinco apoyacabezas y los ganchos ISOFIX para sujeción de sillas infantiles permite a los que viajen en la Fiat Toro lo hagan con total seguridad.

Motor, Transmisón y Comportamiento:
A lo largo del test la Fiat Toro mostró un muy buen desempeño tanto en ciudad, en ruta como en el offroad. Los aplausos se lo lleva el impulsor que mueve a la Toro que es el mismo para todas las versiones. Se trata de un 2.0 Multijet diesel de 4 cilindros y 16 válvulas con inyección directa de combustible y turbo de geometría variable, que le permite entregar una gran potencia de 170 CV cuando el motor gira a 3.750 rpm, un valor similar a muchas pick ups medianas; contando además con un par máximo de 35,7 kgm cuando el cuentavueltas marca 1.750 rpm. En Brasil existe una versión con motorización naftera que se desconoce si llegará a la Argentina.

A partir de las 1.700 vueltas es cuando el propulsor diésel comienza a entregar todo su potencial, comportándose realmente como un auto en aceleración. En nuestras pruebas alcanzar los 100 km/h partiendo de cero requirió 10,37 segundos y los cuatrocientos metros en algo más de 17 segundos. Mientras en las pruebas de sobrepaso en 4ta; 5ta y 6ta velocidad necesito7,33; 10,03 y 11,99 segundos respectivamente para pasar de 80 a 120 km/h.

Este motor se encuentra muy bien gobernado por una caja manual de 6 velocidades, con una palanca de similar tamaño y altura a un automóvil, permitiendo reacciones ágiles. Esta sexta marcha permite una conducción relajada bajando el régimen de vueltas del motor; y los números lo demuestran: viajando a 100 km/h el cuentavueltas marcaba 2.100 rpm, mientras cuando lo hacíamos a 130 Km/h el valor subía a 2.700 rpm. Este número reducido de rpm además de brindar un viaje más placentero y silencioso, repercute directamente en el consumo de combustible. Es así que circulando a 100 Km/h la Toro demando 6,1 l/100 km permitiendo con un tanque de combustible circular sin reaprovisionamiento casi 1.000 kilómetros. Cuando lo hicimos a 130 km/ h el consumo creció a 8,3 l/100 km. En el tránsito por la ciudad de Buenos Aires el gasto de combustible solo fue de 8,5 l/100 km, un valor muy bueno teniendo en cuenta el peso de la Toro que ronda los 1.750 kg.

La Fiat Toro cuenta con un sistema de tracción inteligente con tres modos de uso: Auto, 4WD y 4WD Low. Cuando el sistema se encuentra en Auto la tracción está concentrada en el eje delantero, ideal cuando se circula en terrenos normales o ruta economizando combustible. En caso que el piso lo requiera la demanda de tracción trasera pasa en forma automática repartiendo la potencia entre ambos ejes.

En 4×4 la tracción queda dividida 50 y 50 en cada eje mientras que en el modo Low tendremos parámetros de distribución de fuerza además que los sistemas ABS, ESC, TC, y TCU son modificados para mejorar la respuesta. Durante nuestro tránsito por caminos con barro y huellones, los 24 mm de despeje nos permitió pasar sin sobresaltos y sin tocar en las partes baja de la Toro; si ello ocurriera posee una protección de chapa para salvaguardar el carter y las partes bajas del motor. Además conseguimos una buena tracción no solo por el sistema anteriormente mencionado sino por las cubiertas de uso mixto Pirelli ATR en medida 225/65 R17 ideal para este tipo de vehículos que permiten enfrentar el día a día en la ciudad y circular por caminos off-road en el campo.

En términos dinámicos en ruta cuando tomamos curvas a velocidad la Toro mantuvo una muy buena estabilidad, sin inclinaciones excesivas y cuando no sobrepasamos inmediatamente entro en acción el control de estabilidad corrigiendo la trayectoria, siendo este un punto fuerte. En ciudad la pick up de Fiat se comportó sin golpes secos a pesar que la manejamos descargada. Este equilibrio tanto en ruta como en caminos de tierra y en la ciudad es posible gracias a su equilibrado sistema de suspensión que combina el tipo McPherson en el tren delantero y el multilink en el trasero.

La dirección asistida eléctricamente es progresiva y fue calibrada pensada en el confort del conductor estando muy bien asistida, aunque desde nuestro punto de vista un tanto sobreasistida en ruta cuando se circula a velocidad, aunque permite tener un muy buen control del vehículo. A bajas velocidades resulta bien blanda lo que permite estacionarla sin esfuerzos aunque debemos decir que al tener un radio de giro de más de 10 metros en lugares reducidos es necesario alguna maniobra de más.

Por otro lado también comprobamos su poder de frenado disponiendo de discos ventilados adelante y tambores atrás, un sistema que disponen la mayoría de las pick, requiriendo 39,3 metros para detenerla completamente cuando circulábamos a 100 km/h.

Te puede interesar