¿Efectos milagrosos? Mitos y verdades de la medicina estética

Mujer 03/04/2014
En el tema de tratamientos de belleza hay tantas verdades como trampas. ¿Quién no fue a un centro de estética donde prometen resultados milagrosos? ¿En ocho sesiones se logra un cuerpo nuevo? ¿La celulitis tiene cura? Algunos de los mitos más conocidos, puestos bajo la lupa.

Del milagro a la realidad, hay una gran diferencia. Y, si de medicina estética hablamos, muchas son las promesas que se hacen pero... ¿Cuántas se cumplen? ¿Qué hay detrás de esos anuncios de "cuerpos perfectos y sin celulitis en tiempo record"? Uno por uno, los seis mitos más escuchados en los consultorios y la verdad detrás de ellos. 

1-“En 8 sesiones de medicina estética se logran resultados”. FALSO

No es lo mismo una paciente que tenga un exceso de peso de 30 kilos, que una paciente que tenga adiposidad localizada. En esos casos, 8 sesiones en una paciente no pueden dar el mismo resultado que en la otra. Pero podemos agregar: es mentira, no es falso. No se puede decir, bajo ningún punto de vista, que en 8 sesiones un paciente puede curarse de un problema estético corporal.Cada paciente es un cuadro diferente, con hábitos distintos, pesos distintos y causas distintas, por lo que no se puede decir en cuánto tiempo se podrá solucionar un problema, por ejemplo, de celulitis cuando sabemos que es un problema crónico. Sí se puede afirmar que, desde una primera sesión, la paciente debe notar un cambio en la textura de su cuerpo, pero no se puede prometer que en determinada cantidad de sesiones le quitamos su sobrepeso u otro problema.

2-“Una constante rutina de ejercicio es suficiente para una figura perfecta”. FALSO

Es necesario (y muy saludable) realizar ejercicios, pero no es suficiente para mantener una figura perfecta. Podemos hacer horas de entrenamiento, pero si a esto no lo acompañamos con una dieta adecuada para cada paciente, hasta quizá se puede engordar. Además, la idea de “figura perfecta” es subjetiva: lo que para algunos es un cuerpo ideal, para otros no lo es. “La figura perfecta” es la que mantiene al paciente saludable dentro de su peso óptimo y con valores de laboratorio normales. Hay que tener cuidado cuando se utiliza este término ya que puede ser tomado como un modelo para ser feliz por muchas y terminar en un cuadro de anorexia y o bulimia.

3-“La celulitis no se elimina”. VERDADERO

La celulitis es una enfermedad crónica producto de muchos factores. Los más importantes son los trastornos en la microcirculación, problemas hormonales, dérmicos y de hábitos de alimentación y ejercicio. Es una patología que se presenta en varios grados o etapas y, si no la tratamos, con el tiempo se va agravando. Lamentablemente no tiene cura pero podemos detener y revertir el proceso de la enfermedad. En síntesis: se puede detener su avance y se puede revertir el grado de celulitis, pero no tiene cura definitiva.

4-“Con la toxina botulínica (Botox) se infla la cara”. FALSO

Se vieron muchos casos en que los pacientes confunden los rellenos faciales con la toxina botulínica (comúnmente llamada Botox). Esta toxina no rellena ni inflama y tampoco provoca esos labios hinchados, inflamados que se pueden ver en algunas famosas. La toxina botulínica actúa sobre la placa neuro-muscular provocando la relajación del músculo y quitando las arrugas de expresión, nunca rellenando. En la medicina estética se la usa para atenuar las arrugas de expresión y, en otros campos de la medicina como la neurología, la utilizan para casos de parálisis faciales, tortícolis congénitas, cefaleas y, en oftalmología, para tratar estrabismos. Bajo ningún punto de vista es un material de relleno.

5-“Bañarse con agua muy caliente empeora la celulitis”. VERDADERO

Los baños de inmersión o las duchas muy calientes provocan una vasodilatación importante ayudando a la acumulación de edema, es decir, líquido en el espacio intersticial, estancando la linfa. Eso no ayuda a la eliminación de toxinas. El agua debe ser templada y, sobre todo, en pacientes con derrames venosos, lo que se conoce como arañitas.

6-“Todos los rellenos se notan y son de por vida”. FALSO

Los rellenos faciales colocados respetando la expresión de los pacientes no quedan desagradables. Está en el médico que lo coloca poner un freno cuando el paciente pide más volumen donde no queda estéticamente correcto. No existe en el mercado un relleno facial que dure para siempre. Los rellenos nobles tienen una duración de entre 1 año y 6 meses dependiendo de la marca del producto. Lo que llamamos autorelleno -que se realiza con la propia grasa del paciente- tiene una durabilidad que depende de la edad del paciente y del estilo de vida que lleve.

Te puede interesar