Cristina se reunió más de dos horas a solas con el Papa

País 17/03/2014
La Presidente y el Sumo Pontífice almorzaron en la residencia de Santa Marta. La jefa del Estado argentino llegó unos minutos tarde por un esguince que sufre en su tobillo izquierdo. La buena relación entre la presidente Cristina Kirchner y el Papa Francisco pareció aceitarse este lunes con una reunión de más de dos horas que tuvieron a solas en Roma.

Cristina y el Papa almorzaron en la residencia de Santa Marta. Luego, junto a otros funcionarios, participaron de un encuentro protocolar. 

La Presidente llegó unos minutos tarde a su encuentro con el Papa Francisco por un esguince que sufrió la noche anterior en su tobillo izquierdo y dificulta su andar. Con una bota ortopédica abrazó al pontífice argentino y le presentó varios regalos, entre ellos un libro sobre su marido y expresidente, Néstor Kirchner.

Según publicó La Nación, Cristina arribó a la residencia de Santa Marta minutos antes de las 9 de la mañana (hora argentina) para su tercera entrevista con el pontífice que este año cumplió su primer aniversario al frente de la Iglesia católica. Ya desde las 8.22 el Papa la esperaba en la puerta.

Tras los saludos de rigor, la mandataria excusó su falta de puntualidad y le explicó a Francisco que tuvo un esguince en el tobillo y que le costaba moverse.

Acto seguido, le mostró los obsequios traídos desde Argentina: un termo del Bicentenario, un libro sobre Néstor y un cuadro de Santa Rosa de Lima pintado con vino malbec argentino.

“¡Está muy lindo!”, dijo Francisco en referencia a la obra de arte.

En su primera visita en marzo del 2013, Cristina le había obsequiado al Papa un equipo de mate elaborado por artesanos y cooperativistas del Plan Argentina Trabaja y un poncho de vicuña; y en su segundo encuentro, durante la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) en Río de Janeiro, le regaló un portafolio de cuero “para que guarde las encíclicas".

Te puede interesar