Los 7 pilares del poder personal femenino

Mujer 01/09/2014
Se trata de nuestra capacidad de enfrentar las diversas situaciones con coraje y potencia, así como también decidir adónde queremos llegar y qué cambios deseamos realizar. Nos permite decidir y actuar con fuerza y decisión y decir “no” a situaciones que nos dañan, perjudican o aburren pero, por miedo, culpa o angustia, no nos animamos a enfrentar. Siete pautas para enfrentarnos eficazmente a los diversos retos que la vida nos presenta.

Resulta común escuchar a las personas quejarse por su situación de pareja, trabajo o familiar. A menudo estamos expuestos a situaciones que pueden incomodarnos, molestarnos o angustiarnos. Pero cuando permanecemos en ellas sin hacer nada, con seguridad, creará un estrés que puede enfermarnos o reducir considerablemente nuestra calidad de vida. El poder personal es nuestra capacidad de enfrentar las diversas situaciones con coraje y potencia, así como también decidir adónde queremos llegar y qué cambios deseamos realizar. Nos permite decidir y actuar con fuerza y decisión y decir “no” a situaciones que nos dañan, perjudican o aburren pero, por miedo, culpa o angustia, no nos animamos a enfrentar.

A continuación, los 7 pilares que nos permiten activar nuestro poder personal para enfrentarnos eficazmente a los diversos retos que la vida nos presenta (familia, pareja, trabajo y amistades):

1. Alentar nuestra autoestima. Autoestimarse significa valorarte tal como sos, sin importar las circunstancias que te rodeen. Para el 85% esto resulta muy difícil porque acostumbran a quererse condicionalmente (me aceptaré si tengo el cuerpo de tal persona o gano tanto dinero).  La autoestima no es algo con que se nace. Se precisa trabajarla como cuando acudimos al gimnasio. Un ejercicio simple es escribir 10 cualidades propias y justificarlas. Sin autoestima no es posible que exista el poder personal ya que, al no valorarme, no poseo la razón básica para sentirme merecedor de lo bueno. Y por eso, muchas veces buscamos personas que nos maltratan y desvalorizan.

2. Crear vínculos emponderantes. Los vínculos son necesarios y esenciales para crecer. Si tenés relaciones que te brindan apoyo, amor y contención, tu poder personal podrá florecer con confianza. Una persona que manifiesta poder personal en su vida, procura crear y cultivar relaciones afectivas que la nutran. Es simple: sé conciente de personas que admires y quieras por diversas razones y procurá reunirte con ellas con cierta frecuencia. Esto potenciará tu poder personal.

3. Desarrollar diálogos internos habilitadores. Todos sostenemos conversaciones internas cientos de veces al día. La diferencia de una persona que manifiesta confianza y decisión en su vida es que es cuidadosa en la clase de conversaciones que se permite tener dentro de su mente. También mantiene conversaciones que la potencian y estimulan a crecer y enfrentarse a las cosas. Un dialogo interno negativo es aquel donde permanentemente me critico, atemorizo o desvalorizo, por ende, puedo terminar desinflado energéticamente. Tan solo observá qué clase de diálogos mantenés con vos misma durante el día y qué consecuencias te trae para tu capacidad de actuar en forma potente.

4. Entrenar asertividad. La capacidad de colocar límites en forma clara y firme es fundamental para evitar situaciones de maltrato, tanto en el trabajo como en la pareja y familia. El poder personal implica expresar lo que pensás y sentís en forma adecuada y adulta, sin caer en la sumisión pero tampoco en la agresión. Si no expresamos lo que sentimos y pensamos, nos exponemos a enfermarnos de bronca y dolor. Es de mucha ayuda mover y aflojar los músculos del cuello y de la boca, que son responsables que comuniquemos lo que pensamos. 

5. Ejercitar vitalidad. La fuerza interior requiere de un estado de salud vibrante, ya que ellos nos aportan combustible para actuar y enfrentarnos a los retos en la vida. Hacer deporte y  cuidar nuestros hábitos de salud es muy importante para sentirnos vitales y fuertes. Sin vitalidad es probable que toleremos con demasiada facilidad situaciones que nos perjudican.

6. Comprometernos con nuestra vida. El poder personal significa que te comprometés a realizar cambios o acciones que te beneficien y ayuden a crecer. Implica una decisión de comprometerte con lo que pensás y expresás. Al trazarnos metas pequeñas y accesibles que vamos cumpliendo, logramos un compromiso interior que nos vuelve confiables y atractivos ante nuestros propios ojos. Aquellas personas con poder personal suelen comprometerse y cumplir lo que se proponen en las diversas áreas de su vida. Por el contrario, si no me comprometo, mi poder personal se vuelve ínfimo y puedo sentirme deprimido y angustiado con facilidad.

7. Gratificarse con placer. Darnos espacios y actividades placenteras es una señal de poder personal. Solo observá aquello que te gusta y te hace bien... ¿Lo practicás con frecuencia? Si te gusta salir con amigas, ir al cine, cenar afuera… ¿Lo hacés con cierta frecuencia? Darnos placer no significa gastar dinero sino estar disponibles a realizar actividades que nos ayudan  a sentirnos vitales, contentos y satisfechos.

 

Estos son los 7 pilares que precisamos chequear y entrenar para despertar y activar nuestro poder personal. Abocarte a ellos es la mejor inversión que podés hacer por tu vida y crecimiento, tanto en el ámbito laboral, como el familiar y de pareja. ¿Te animás a comprometerte?

Te puede interesar