Antioxidantes para cuidar la salud ocular

Salud 04/06/2014
Añadir ciertos nutrientes a la dieta diaria, ya sea en alimentos o suplementos, puede ayudar a cuidar de la visión. Sustancias como la luteína y zeaxantina, la vitamina C, la vitamina E y el zinc promueven la salud de los ojos al reducir el riesgo de ciertas enfermedades, entre ellas la degeneración macular y las cataratas.

Según señalan desde la página web de la Asociación Americana de Optometría (www.aoa.org) no existe sustituto para la calidad de vida que ofrece una buena visión. Desde esta institución se asegura que, en los últimos 20 años, las investigaciones sobre la salud ocular vincularon dieta y nutrición con un menor riesgo de degeneración macular asociada a la edad, una de las principales causas de ceguera en el mundo desarrollado.

Según los especialistas de la AOA, cada uno de estos nutrientes se encuentra disponible en diversos grupos de alimentos y aportan un beneficio específico para el cuidado de los ojos y la visión.

La luteína y la zeaxatina, por ejemplo, son importantes nutrientes que se encuentran en los vegetales de hoja verde así como en otros alimentos como los huevos. Muchos estudios mostraron que reducen el riesgo de enfermedades oculares crónicas, incluyendo la degeneración macular asociada a la edad y las cataratas.

La vitamina C (ácido ascórbico) es un antioxidante que se encuentra en frutas y vegetales. Evidencias científicas sugieren que reduce el riesgo de desarrollar cataratas y que cuando se toma en combinación con otros nutrientes esenciales puede ralentizar la progresión de la degeneración macular asociada a la edad y la pérdida de agudeza visual.

Ácidos grasos esenciales

Las grasas son una parte necesarias de la dieta humana. Mantienen la integridad del sistema nervioso, proporcionan energía a las células y fortalecen el sistema inmune. Dos ácidos grasos omega-3 mostraron ser importantes para el desarrollo visual y el funcionamiento de la retina.

El zinc es un mineral esencial o 'molécula ayudante'. Juega un papel clave en el transporte de la vitamina A del hígado a la retina para producir melanina, un pigmento protector de los ojos. El zinc se encuentra en altas concentraciones en el ojo, la mayor parte en la retina y en la coroides, la capa de tejido vascular que se encuentra bajo la retina.

Te puede interesar