Cinco riesgos de una dieta vegetariana

Salud 25/03/2014
Si bien existen diversos beneficios a partir del consumo exclusivo de alimentos de origen vegetal, poco se sabe sobre las repercusiones negativas que esto genera en el organismo. Por eso, antes de iniciar una dieta vegetariana, se debe prestar atención a los riesgos que se asumen. Conocelos en esta nota.

Una dieta vegetariana es la respuesta lógica para muchas personas que buscan bajar de peso o que, motivados ideológicamente, quieren abandonar el consumo de carne. Sin embargo, limitar la ingesta de productos de origen animal puede ser riesgoso para la salud. En este sentido, los efectos más comunes que pueden presentarse son huesos débiles, deficiencia vitamínica, insuficiencia de ácidos Omega 3, bajo aporte de proteínas y anemia, ocasionalmente.

Huesos débiles

Uno de los posibles síntomas que pueden derivar de una dieta vegetariana es la debilidad de huesos. Si bien un plan alimenticio basado exclusivamente en vegetales puede contener suficiente cantidad de vitamina D y calcio, estudios han reportado que las personas vegetarianas tienen un 5% menos de densidad mineral ósea que aquellos que incluyen la ingesta de alimentos de origen animal en sus dietas.

Deficiencia de vitamina B12

Otro efecto potencial que pueden experimentar las personas que no consumen carne es una deficiencia de vitamina B12, muy importante para el metabolismo, ya que ayuda a la formación de glóbulos rojos y al mantenimiento del sistema nervioso central. La vitamina B12 se encuentra en una amplia diversidad de alimentos de origen animal, mientras que está ausente en los alimentos vegetales, a excepción de los productos fortificados.

Insuficiencia de ácidos grasos Omega 3

Diversas investigaciones indican que las personas vegetarianas tienden a presentar niveles bajos de ácidos grasos Omega 3. Éstos son muy importantes para la salud cardiovascular y se encuentran principalmente en alimentos de origen animal, especialmente en determinados pescados. De todos modos, existen algunas fuentes vegetales, como las semillas de lino, de chía y las nueces, entre otras.

Anemia

Además de la falta de vitamina B12, las personas cuya dieta se basa en alimentos de origen vegetal pueden sufrir las consecuencias de un insuficiente aporte de hierro, lo que puede generar anemia. En estos casos, la vitamina C es muy importante, ya que ayuda a que el escaso hierro que ingresa al organismo sea más biodisponible y, así, disminuir el riesgo de anemia.

Bajo aporte de proteínas

Sin dudas, la falta de proteínas es el principal obstáculo a vencer por las personas que comienzan una dieta vegetariana, ya que una de las fuentes más importantes son los productos de origen animal. Por ello, es importante consultar a un nutricionista para que, sin consumir carne, se pueda escoger la mejor fuente de proteínas provenientes de alimentos de origen vegetal.

Te puede interesar