Los riesgos de consumir gaseosas light en exceso

Salud 12/03/2014
Si bien es cierto que prácticamente no aportan calorías y que son efectivas para bajar de peso, el consumo prolongado de gaseosas light puede generar complicaciones de salud. La venta de estos productos se ha incrementado y parece no tener freno, por lo que es necesario conocer sus efectos en el organismo.

El consumo de productos light, especialmente de gaseosas sin azúcar, ha experimentado un notable crecimiento en los últimos años. En su afán por evitar las calorías de una bebida tradicional, muchas personas que comienzan una dieta automáticamente se vuelcan hacia alternativas light obteniendo a simple vista un óptimo resultado: bajar de peso. Sin embargo, el consumo frecuente de este tipo de productos puede provocar trastornos en el cuerpo.

Al igual que las versiones tradicionales, las gaseosas light de cola contienen una alta concentración de fósforo (más de la necesaria), lo que a largo plazo altera la absorción de calcio de los huesos y puede generar inconvenientes de densidad ósea. A su vez, su composición acelera la disolución del esmalte de los dientes. En este sentido, el consumo de gaseosas light de cola es tan perjudicial como el de las bebidas tradicionales.

Por otra parte, las gaseosas light de cola también contienen cafeína en una alta concentración. Por ello, al igual que el café, su consumo puede provocar estrés en los riñones y un incremento en la presión sanguínea. En este punto, es conveniente optar por la ingesta de gaseosas light de naranja, pomelo, lima limón y otros modalidades sin la cafeína ni el fósforo presente en las bebidas de cola.

Los peligros de todas las bebidas light

De todos modos, si se abusa del consumo de cualquier bebida light (con o sin gas) se puede generar un desequilibrio nutricional importante, ya que el azúcar es un nutriente necesario para el buen funcionamiento del cuerpo. En este sentido, la sustitución repentina de alimentos convencionales por una versión light aumenta el riesgo de carencia de nutrientes esenciales que el organismo no puede producir por sí mismo.

En la misma línea, si se abusa de una dieta con alimentos sin grasas, o con valores reducidos, pueden aparecer serios trastornos debido a que son el vehículo de ácidos grasos esenciales y de vitaminas liposolubles o solubles. Asimismo, la ausencia total de hidratos de carbono -presentes en el pan, las pastas o los cereales- puede alterar el correcto funcionamiento del organismo.

Es bueno aclarar, sin embargo, que si se consumen en su justa medida y como parte de una dieta equilibrada, las bebidas light pueden ser muy efectivas a corto plazo. A diferencia de una lata de gaseosa tradicional que contiene 130 calorías, las gaseosas sin azúcar aportan al organismo apenas 2 calorías cada 354 centímetros cúbicos.

Te puede interesar