Coinciden en la necesidad de integrar la cadena de valor

Campo 08/03/2014
El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Carlos Casamiquela, y el secretario general de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA), Héctor Ponce, coincidieron en la necesidad de integrar la cadena de valor de los productos lácteos «para achicar la distorsión que existe entre el precio del producto salido de fábrica y el valor con el que se consigue en las góndolas», señalaron.

Casamiquela sostuvo: «Estos encuentros nacen de la necesidad de continuar promoviendo interrelaciones, entre los pequeños y medianos productores y el Estado, apoyando el agregado de valor en origen y el bienestar de todos nuestros trabajadores».

Por su parte, el titular de Atilra, subrayó: «Vinimos a presentarle al Ministro un proyecto muy ambicioso que tiene nuestra organización gremial, como es el Centro Educativo Tecnológico que estamos construyendo en Sunchales, provincia de Santa Fe, y el cual inauguraremos el 20 de marzo, en el marco de la 3ª Conferencia Mundial del Sector Lácteo de la UITA (Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación), en donde participarán 24 naciones del mundo», puntualizó Ponce.  
«Con esta obra, coronamos un sueño que queremos compartir con todos, por eso quisimos incluir al Ministro de Agricultura, que es un hombre preocupado por el desarrollo de las economías regionales, reforzando el diálogo con toda la cadena del sector lácteo», sintetizó.

En la reunión también estuvieron presentes el jefe de Gabinete del Ministerio de Agricultura, Héctor Espina, y el subsecretario de Lechería de la Nación, Arturo Videla. En representación del gremio, participaron Fátima Bazán, el arq. Gerardo Arnodo y Alberto Coronel.

Por último, Ponce explicó los alcances de este nuevo emprendimiento de Atilra , el cual contará con la presencia de destacadas personalidades de nuestro país y del exterior.
«Este centro educativo tendrá una planta piloto preparada para introducir nuevas tecnologías y testearlas; eso lo hace único y singular porque también podrán los industriales utilizarla cuando quieran adquirir alguna de estas tecnologías. El Centro Educativo Tecnológico no estará únicamente dedicado a generar herramientas para los trabajadores, que de por sí sería una buena alternativa, sino que estará preparado para todos quienes están relacionados con la actividad lechera», concluyó.

Te puede interesar