La violencia de género, sin freno: se denuncia un ataque por hora

Mujer 25/04/2014
Cada hora, una mujer es golpeada. Cada día, tres mujeres son abusadas sexualmente. Esto ocurre en la provincia de Buenos Aires. Los datos corresponden al Programa de Atención a las Mujeres Víctimas de Violencia (AVM), que depende de la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense.

Las estadísticas presentadas ayer se desprenden de los llamados realizados al 0800-555-0137 o al 911. El trabajo muestra que el 86% de los casos de violencia registrados en la Provincia se dan en sólo 22 localidades. El grupo que va de 25 a 44 años es el que concentra casi la mitad (43%) de las denuncias.

De la investigación también surge que en el 84% de los casos es la propia víctima quien realiza la llamada, mientras que los parientes llaman el 7,6% de las veces.

El agresor casi siempre es alguien muy cercano: en el 47,3% de los casos se trata de la propia pareja con la que se está conviviendo, y otro 20,8% son ex parejas. El 44% de las veces la agresión pasa por la violencia psicológica o verbal, mientras que un 40% corresponde a violencia física.

Según los especialistas del Programa AVM, han tenido más de 90 mil intervenciones desde su creación en 2008 y han rescatado a más de 1.200 mujeres en situación de violencia extrema. La finalidad del programa “es la de implementar un primer nivel de atención y contención a mujeres en situación de violencia, como facilitarles el acceso a la justicia, a la salud, a la seguridad, al desarrollo social y otros recursos públicos y de la sociedad civil, que requieran para superar esa situación”.

Pero siempre queda flotando la misma inquietud: si esa ayuda y contención se hace efectiva, si es válida, útil. ¿Qué pasa después de un llamado desesperado a un 0800? A veces sigue una denuncia formal. A veces ni siquiera. A veces la mujer termina muerta. Sólo el año pasado fueron asesinadas 295 mujeres, una cada 30 horas. En casi todos los casos los asesinos fueron sus parejas o sus ex.

“Hay una importante y creciente cantidad de llamados telefónicos, pero no sabemos qué pasa con todos esos llamados. No sabemos si los sistemas que se aplican son efectivos –dice a Clarín Natalia Gherardi, abogada del Equipo Latinoamericano de Justicia y Género–. Está bien que haya mecanismos para expresarse, recibir información y saber dónde pedir ayuda, pero falta saber si se aplican las políticas públicas”.

Ayer también se conoció un informe del Equipo del Observatorio de Violencia de Género de la Defensoria del Pueblo bonaerense. En lo que respecta a las estadísticas, dice: “Para establecer con mayor exactitud la cifra de mujeres que denuncian violencia intrafamiliar por año, sería necesario conocer cuántas víctimas llaman más de una vez por año, y cuántas se repiten porque son derivadas entre servicios. Esta indicación se orienta a propiciar un registro más efectivo, que impida las situaciones de revictimización a las que se expone a las mujeres, en función de no contar con registros adecuados del momento y cantidad de veces en las que se han presentado a denunciar situaciones de violencia”.

Te puede interesar