Un dispositivo para orinar de pie les da una nueva alternativa a las mujeres

Mujer 02/10/2014
Largas horas en micro, eventos multitudinarios y deportes al aire libre son enemigos de muchas mujeres fóbicas a usar baños públicos; un nuevo dispositivo promete la solución

El 85% de las mujeres asegura que jamás se sienta en el inodoro. A su vez, el 90% considera que los baños públicos que frecuenta no están limpios y un 70% prefiere aguantarse a utilizar estos baños; mientras que el 95% dice que la postura adoptada al no sentarse en el inodoro le resulta complicada y molesta dificultando el vaciamiento de la vejiga, revela la encuesta realizada entre enero 2013 y abril 2014 a 565 mujeres argentinas.

Ante esta situación, el mundo femenino tiene un nuevo aliado. Un dispositivo que permite orinar de pie promete un cambio de paradigma en los hábitos de las mujeres. Se trata de unos conos de cartón descartables que evitan el contacto físico con el inodoro.

"Lo probé y están buenísimos, te sacás de encima la necesidad de sentarte en lugares públicos, los uso cuando voy a la facultad", dice Nadia Juarez de 21 años.

Campamentos, paseos largos en auto o micros, eventos multitudinarios, baños públicos y viajes, plantean un clásico inconveniente entre las mujeres a la hora sentarse a orinar. En estas situaciones ellas entrenan el equilibrio haciendo un ejercicio incomodo para no tocar nada del lugar donde la necesidad las encuentre o se reprimen.

"Viajaba de Buenos Aires a Chapelco y pasé 14 horas con tal de no ir al baño del micro, llegué con el pantalón desabrochado al hotel", dice Florencia, una de las tantas mujeres que le temen al baño público.

Este problema fue alertado por muchas empresas de la industria farmacéutica que proponen una solución con el cono higiénico. El producto en sí mismo no parece contribuir a la ecología teniendo en cuenta que genera desechos de cartón con cada ida al baño.

 

Las primeras consumidoras del cono surgieron hace aproximadamente 10 años en Estados Unidos y Europa del Este y eran maratonistas. En este caso, la versión del producto que es el que hasta ahora utilizan, es de silicona. Si bien a la Argentina los conos higiénicos llegaron hace poco tiempo, a la propuesta le cuesta imponerse.

Fernando Donnangelo, gerente de Femway, la única marca que hasta ahora se comercializa en el país, cuenta que la primera reacción suele ser de rechazo.

Por su parte, las farmacias que ofrecen el producto con un exhibidor en el mostrador cuentan que despierta la curiosidad de quienes fueron a comprar otra cosa. "Lo ven y preguntan de qué se trata, yo les explico y algunas mujeres lo llevan, en general son mayores de 40 años", dice Natalia Aloe, propietaria de la farmacia Botanik Park.

Te puede interesar