Los miembros de la Corte Suprema despidieron los restos de Carmen Argibay

País 12/05/2014
El presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, dijo que Carmen Argibay "representó durante años en la sociedad y la Justicia argentina a una luchadora inclaudicable", en su discurso frente al féretro cerrado de la jueza, junto al resto de los integrantes del máximo tribunal.

El ministro de Justicia de la Nación, Julio Alak, quien estuvo presente en el acto, transmitió el pesar de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por el fallecimiento de la jueza del máximo tribunal.

"Fue de las primeras ministras de la Corte argentina que fue electa bajo los mecanismos democráticos que estableció el ex presidente Néstor Kirchner", aseguró tras lo cual resaltó que Argibay "lideró un espacio de la mujer tanto en la Argentina como en el mundo" y destacó su fuerte compromiso con los derechos humanos.

Los miembros de la Corte despidieron en la mañana del doingo en el hall del Palacio de Tribunales los restos mortales de Argibay, fallecida el sábado 10 de mayo a los 74 años en el Instituto del Diagnóstico de la ciudad de Buenos Aires.

Lorenzetti destacó que su lucha fue por los derechos humanos, contra la trata de personas y, principalmente, le dio a la Justicia "una visión de género en la aplicación del derecho".

"Estos ideales, estos principios, hizo carne de ella y nos lo trasmitió a todos nosotros", sostuvo Lorenzetti.

Para Lorenzetti, "Carmen, en la Corte, ha sido un gran ejemplo para todos nosotros y en estos diez años que hemos compartido ella estuvo siempre en las grandes batallas, en los grandes principios".

"La Corte ha pasado durante este tiempo grandes situaciones pero se ha hecho fuerte gracias a esa unidad, y Carmen en esto fue un factor fundamental", detalló.

Asimismo, sostuvo que "el primer legado que nos deja es esa fortaleza moral que tenía, el segundo es la creación de la Oficina de la Mujer y yo quiero  resaltar un tercer legado que fue la reformulación todo el Cuerpo Médico Forense", reveló.

"Hoy el Cuerpo Forense es mucho mejor, está reglamentado, hizo concursos transparentes, y esa fundamentalmente fue su característica, la transparencia", remarcó.

Según el Presidente de la Corte Suprema, "Carmen es un conjunto de principios morales y de políticas de Estado".

"Por eso en este momento es importante recordar que en las instituciones nosotros estamos transitoriamente", manifestó.

Por último, dijo que "si bien Carmen no estará más aquí fisícamente, sus principios van a seguir estando presente".

A su turno, la también integrante del máximo tribunal Elena Higthon de Nolasco, se refirió a la Asociación de Mujeres Juezas,
de la que participó junto a Argibay.

"La conocí desde antes de la Justicia y desde entonces siempre luchó por los derechos de las mujeres", indicó.

En este sentido, consideró que "fue una pionera en la materia no sólo en la Argentina sino en el mundo" y agregó que "todo lo que aprendí sobre las cuestiones de género lo aprendí de ella".

En tanto, el juez de la Corte Eugenio Zaffaroni dijo que "Carmen es una colega, pero además una compañera de muchísimos años, son esas vidas que son un poco un testigo de la vida de uno".

"Lo más importante fue la contribución que hizo a la cuestión de género históricamente, pero ahora me golpea en forma personal, estoy muy triste", se lamentó.

Ante una pregunta acerca si a la jueza fallecida le había quedado "alguna deuda pendiente", Zaffaroni manifestó que "a todos un poco nos pasa eso, porque queremos hacer más cosas".

"Nunca consideramos que lo que uno ha hecho es suficiente y menos en Tribunales, porque muchas veces lo que uno hace es paliar situaciones desgraciadas", sostuvo.

Por su parte, el representante de la Asociación de Magistrados, Luis María Cabral, dijo hoy en su discurso que Argibay no sólo se ocupaba de las cuestiones públicas también tenía una vida personal intensa, tenía un gran sentido del humor".

"Era una amante de todas las formas del arte, porque decía que en el arte se expresaba las distintas facetas del ser humano y la diversidad de la sociedad", puntualizó.

Por su parte, el ministro de Justicia de la provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal, se hizo presente en el Palacio de Tribunales en representación del gobernador Daniel Scioli, quien pidió transmitir su pesar a los familiares de la jueza.

Recordó a Argibay como "una persona íntegra, que nunca tuvo problemas en expresar sus opiniones en forma sincera" y añadió que "fue una de las mujeres más prestigiosas del derecho", resaltando que fue la primera mujer en representar un tribunal internacional.

Dijo también que mediante un convenio con la Asociación de Mujeres Juezas, que Argibay integraba, "pudimos llevar la Justicia a las escuelas de la provincia de Buenos Aires".

Estuvieron presentes todos los ministros del máximo tribunal, el ex fiscal Julio César Strassera y el ex diputado radical Ricardo Gil Lavedra, entre otros.

Carmen Argibay falleció el sábado a las 14 en capital como consecuencia de una cardiopatía agravada por un enfisema pulmonar. 

Te puede interesar