Belleza natural... ¡Y low-cost!

Mujer 16/07/2014
¿Cuántas veces pasamos por la cocina sin saber que allí tenemos verdaderos aliados de la belleza? En esta nota, recetas caseras, fáciles y rápidas para hacer nuestros propios tratamientos.

Sin gastar demasiado, sin movernos de casa y en el horario que mejor nos queda... ¡Y, además, quedamos divinas! ¿Qué más se puede pedir? Trucos y secretos naturales para cuidarnos.

Exfoliar, fundamental. El primer paso para aplicar cualquier mascarilla es realizar una exfoliación masajeando de manera circular con una mezcla de azúcar y limón sobre la piel limpia. Este sencillo procedimiento se realiza durante cinco minutos para eliminar las células muertas y así mejorar la penetrabilidad y la acción de la mascarilla que aplicaremos luego. Además, va a dejar tu piel increíblemente suave, aclarará las manchas, afinará la piel engrosada y ayudará a controlar los puntos negros de la nariz.

Piel revitalizada. Si necesitás revitalizar la piel cansada y opaca, luego de la exfoliación mezclá yogur con levadura de cerveza hasta lograr una consistencia cremosa. Aplicá sobre el rostro y dejá actuar  durante veinte minutos. La piel quedará muy bien nutrida e hidratada.

Lifting natural. Si lo que buscás es un efecto tensor para lucir radiante en un gran evento, luego de la exfoliación  pincelá  tu rostro con clara de huevo y dejala actuar por 15 minutos, retirá con agua y aplicá tu crema habitual. ¡Efecto lifting al instante!

Tratamiento Anti-Acné. Para combatir el acné nada mejor que  una mascarilla de tomates triturados y colados para su mejor aplicación.  Dejala actuar durante quince minutos, enjuagá con agua y luego aplicate una loción compuesta mitad por limón y mitad por agua. Este tratamiento tiene un efecto purificante, cicatrizante, antiinflamatorio, bactericida y ratificante.

Bolsitas. Para las bolsitas de los ojos nada mejor que  algodones embebidos en  té de manzanilla frío aplicados durante quince minutos. Podés aprovechar este tiempo y ponértelos mientras actúa una mascarilla.

Contorno de ojos. Para esta zona, nada mejor que el aceite de almendras o de ricino: ambos desmaquillan, hacen crecer tus pestañas, nutren y combaten patas de gallo en un solo paso. Aplicá, masajeá suavemente y retirá con algodón.

Cuidado de las manos. Para embellecer las manos también hay un tratamiento muy sencillo: exfolialas durante cinco minutos y luego aplicales una buena cantidad de aceite de oliva (no te olvides de extenderlo hasta las cutículas). Sin enjuagar, colocate unos guantes descartables y… ¡A dormir! No vas a poder creer la diferencia que notarás en la mañana ya que suaviza, nutre y aclara manchas.

Exfoliaciones corporales. El azúcar  también es muy efectiva para realizarse exfoliaciones en todo el cuerpo. ¿Cómo se usa? En la palma de la mano -y bajo la ducha- mezclá el azúcar con tu jabón habitual y masajeá por todo el cuerpo, insistiendo en codos, rodillas, talones y zonas con pelitos encarnados. Realizalo una vez por semana y luego aplicá tu crema habitual.

Los secretos del limón. El limón también es excelente como desodorante ya que elimina las bacterias que generan el mal olor. Aplicate unas gotitas en las axilas por las mañanas y verás la diferencia. Además, con el uso, las va blanqueando.

 

Fáciles, rápidas y súper económicas… ¡Ya no tenés excusas para no ponerte linda!

Te puede interesar