¿Cómo disimular las partes que no te gustan de tu cuerpo?

Mujer 14/05/2014
Aunque lo mejor es no acomplejarse y sentirte bien con tu cuerpo, te damos algunos consejos para que esas partes que no te gustan te molesten menos y que resaltes las que sí te gustan

omo todos tenemos algo que quisiéramos mejorar de nuestro cuerpo, existen distintos trucos para disimular lo que no te gusta y resaltar lo que sí. Aunque en primer lugar te recomendamos que te aceptes como sos, también creemos que no tiene nada de malo hacer que te moleste menos eso que no te gusta.

Vestí lo lindo de tu cuerpo

Antes de empezar con los trucos, el consejo más importante es que te concentres en resaltar lo que sí te gusta más que en disimular lo que no. Para Yamila Pica, asesora de imagen y creadora de Plushlamour, "lo importante es ser objetivas y no críticas, para saber vestir lo lindo y no tan lindo que tiene nuestro cuerpo. La seguridad hace que una mujer tenga actitud y eso es lo que la hace bella", dijo.

Además, Yamila destacó la importancia de mostrar lo que más te gusta: "no hay que tapar, sino jugar al arte del ilusionismo. Cuanto más me empeñe en tapar aquello que no me gusta de mi cuerpo, más lo va a dejar en evidencia", agregó.

Laura Malpeli de Jordaan de Styletto también remarcó que no hay que concentrarse en los defectos sino lo contrario: "En primer lugar, es necesario entender que todas tenemos partes del cuerpo que nos gustan más y otras menos. Esto no quiere decir que las partes que quieran disimular sean consideradas defectos, lo importante es que si no te sentís cómoda llevando la atención hacia estas zonas, busques destacar tus puntos fuertes", coincidió.

Lo que se busca con el asesoramiento de imagen es armonizar la imagen que proyecta cada persona, para que los demás la perciban de manera positiva: "la imagen proyecta quiénes somos, no se trata de aparentar algo diferente porque tarde o temprano, se notará nuestra forma de ser, nuestros gustos y no tenemos por qué ocultarlos", justificó Laura.

Conocé tu tipo de cuerpo y elegí las prendas que te favorecen

 
Aprendé a resaltar las partes de tu cuerpo que te gustan.  Foto: Corbis
 

La mejor manera de vestirte bien es conocer tu cuerpo y sus formas. Las siluetas varían en base al ancho de hombros y cadera, así como de la cintura y, si bien no hay un tipo de cuerpo que sea mejor que otro, el cuerpo considerado ideal para la mujer es el de reloj de arena, con lo que el objetivo de las recomendaciones es procurar dar la sensación de que tenemos este tipo de cuerpo que se caracteriza por tener hombros y cadera de igual o similar ancho y una cintura bien definida.

- Las mujeres que tienen la cadera más ancha que los hombros deben intentar agrandar visualmente el ancho de los hombros para que dé la sensación de equilibrio, un rasgo característico del cuerpo reloj de arena.

- Cómo vestir: opten por pantalones o polleras lisas, sin pinzas, ni bolsillos que marquen o agreguen volumen visual y colores neutros que ayuden a que esa zona no llame tanto la atención. Son ideales los cortes rectos o semi oxfords, que ayudan a continuar la línea de las caderas hacia las pantorrillas.

- Para aquellas partes del cuerpo que no deseemos destacar , lo mejor será evitar prendas adherentes ya que al ser más ajustadas, el efecto visual es el de agrandar la parte del cuerpo que cubren. Por ejemplo, para disimular las caderas así como la parte superior de las piernas será mejor un pantalón recto o semi oxford que un chupín. Tampoco es recomendable el uso de ropa muy grande porque no es armónica con la forma del cuerpo (¡aunque lo oversize está súper de moda!). Evitá las prendas que no marquen la forma del cuerpo, o que sean súper holgadas, porque éstas no generan un efecto armónico en la silueta y hasta pueden hacer que te veas desproporcionada.

- Si la cadera es más bien recta y angosta y los hombros son más anchos, lo mejor será el efecto contrario al caso anterior: disimular la parte de los hombros y llevar la atención a la zona de la cadera para que visualmente aumente su tamaño.

- Cómo vestir : evitar todos aquellos cortes que te hagan lucir más ancha, todo lo que aporte volumen, como pinzas, hombreras y géneros gruesos en la zona de los hombros. Un buen truco es utilizar el corte de las musculosas con las sisas cavadas. Además hay que tratar de marcar las caderas agregando volumen a la zona, con polleras tipo plato, o bien con pantalones que sean de un género grueso, o que tengan apliques o bolsillos que nos aporten el volumen que naturalmente no tenemos. En la misma línea, todos los detalles que puedan tener las prendas deberían evitarse en las zonas que se desean disimular. Si tenés hombros anchos y cadera más angosta y querés usar tachas, lo mejor es que evites los suéteres que las tienen en los hombros, porque todas las miradas irán a esta zona, y que las uses en la zona de la cadera, como en los jeans.

 
Aprendé a resaltar las partes de tu cuerpo que te gustan.  Foto: Corbis
 

- Para aquellas mujeres que tienen cadera recta pero mantienen un ancho similar entre hombros y cadera, no se necesita balancear la parte superior con la inferior pero sí procurar que la cintura parezca más angosta y definida. Eso se consigue con cortes a la cintura o cinturones que delimiten y marquen esa zona.

- Si tenés similar ancho de hombros y cadera pero querés disimular la zona abdominal y una cintura no tan definida, optá por conjuntos monocromáticos (no hace falta recurrir al negro, hay varios tonos que podemos usar para lograr este efecto) con corte imperio. Además, evitá que los pantalones y polleras sean extremadamente ajustados y descartá los cinturones.

- Si naturalmente tenés un cuerpo reloj de arena, tené cuidado de que los detalles como los que venimos mencionando no afecten tu silueta. Por ejemplo, si usás una prenda superior oscura y una prenda inferior bastante más clara, podés crear el efecto visual de que tu cadera es más ancha.

- Para las mujeres con mucho busto es fundamental el uso de una ropa interior adecuada que sostenga bien, e incluso que ayude a reducir la talla. Eviten el uso de estampados o colores llamativos en esa zona.

- Las mujeres con poco busto en cambio, es ideal que usen bolados, apliques, o cortes en las prendas que ayuden a enmarcar el busto y den volumen visual. Están súper permitidos los escotes de líneas horizontales, que permitan mostrar los hombros. Lo que sí podés hacer es jugar con diferentes texturas y telas: "las texturas generan distintos efectos visuales, por ejemplo los tejidos gruesos aportan rigidez y volumen y lo géneros brillosos pueden agrandar visualmente la parte donde estén", agregó Laura.

Aprovechá los colores para tu beneficio

 
Aprendé a resaltar las partes de tu cuerpo que te gustan.  Foto: Corbis
 

Otra herramienta esencial es aprender a manejar el uso de los colores. Hay que intentar que las zonas de nuestro cuerpo que tienen mayor información visual o volumen se disimulen a través de este uso.

"Si una mujer es rellenita hay que lograr estilizar su silueta. Esto lo podemos lograr eligiendo outfits monocromáticos en colores neutros. No necesariamente hay que caer en el negro, basta con que el color por el que optemos sea frío o tenga en su composición porcentaje de negro o azul y estaremos cumpliendo con nuestra misión. Con la monocromía lo que hacemos es evitar los cortes en una figura, y al evitar los cortes en las distintas partes del cuerpo automáticamente generamos una ilusión óptica, que nos hace ver mucho más delgadas y altas", explicó Yamila.

"Una última recomendación es mirarnos en el espejo cuando tengamos tiempo y quedarnos observando cuáles son las partes que nos gustan y que deseamos destacar. A veces nos concentramos más en lo que nos parece no tan ideal o en aquello que sería mejor disimular y nos olvidamos o pasamos por alto todos los puntos fuertes que tenemos, que son esenciales a destacar, siempre respetando el estilo propio", concluyó Laura.

Te puede interesar