Un pequeño dispositivo para que la humanidad dé un gran paso

Tecnología 14/05/2014
El Keepod USB es una especie de pen drive que permite almacenar todo un sistema operativo y usarse en cuaquier computadora, incluso las viejas. ¿Una herramienta para terminar con la brecha digital?
Tiene el tamaño físico de un pen drive. Pero es mucho más que eso. El Keepod, un nuevo dispositivo con conectividad a USB, es una memoria que puede almacenar un sistema operativo completo, lo que le permitiría al usuario del mismo descargar su escritorio en cualquier computadora.
 
Según publica la BBC, los creadores del Keepod, Nissan Bahar y Franky Imbesi, pretenden que este sistema ayude a disminuir la brecha digital en países en desarrollo.
 
En tan sólo seis semanas, el proyecto pudo reunir más de 40 mil dólares a través de la página Indiegogo, para iniciar una campaña con el fin de ofrecer computación de bajo costo a los dos tercios de la población mundial que hoy en día tienen poco o ningún acceso a la tecnología.
 
El campo de pruebas de este sistema serán las barriadas pobres de Nairobi en Kenia.
Muy poca gente en este área tiene acceso a una computadora o a internet, pero Bahar y Imbesi quieren cambiar esto con el USB Keepod.
 
Con este USB se podrá dar uso a computadoras viejas o descartadas, permitiendo al usuario ser dueño de su propia "computadora personal", con su propia información, programas y configuración, y por un precio de sólo 7 dólares.
 
De este modo, se evita un problema común en este tipo de programas: la saturación de las computadoras usadas por muchas personas cuando estas guardan sus contenidos en un disco duro muy limitado.
 
Los dos socios esperan que unas 150.000 personas utilicen el Keepod en Kenia, y para ello se asociaron con LivInSlums, una organización no gubernamental que opera en Mathare, y que ayudará a distribuir las memorias USB a estudiantes y personal de la academia "WhyNot".
 
Como en otras escuelas en el este de África, ésta usa libros de texto y pizarras para enseñar. Tan sólo hace dos años que el centro tiene electricidad.
 
Durante una visita a la escuela en marzo, Bahar y Imbesi decidieron comprar un router para conectar la escuela a la internet. Además, llevaron cino computadoras sin disco duro. 
 
Pero tras dar un Keepod USB a cada niño, se les explicó que la computadoras de segunda mano funcionan directamente desde los USB.
 
Cualquier computadora con una pantalla, teclado y procesador básico funciona bien con esta USB ya que el dispositivo guarda la configuración personal del escritorio de su dueño en versión Android 4,4 de Google.
 
El plan de Bahar y Imbesi es que trabajadores locales compren las unidades USB, instalen el sistema operativo con algunas aplicaciones esenciales, y luego las vendan con una pequeña ganancia.
 
El precio final sería de US$7, con un beneficio de US$2 por cada aparato, lo que ayudaría a cubrir salarios y la expansión posterior del proyecto.
 
Según explicaron, otra ventaja añadida de este proyecto sobre la simple donación de computadoras es que si al dueño de un Keepod se le infecta la unidad con un virus, no será capaz de contagiar a la computadora, y por lo tanto no afectará a otros.
 

Te puede interesar